haass115_MLADEN ANTONOVAFP via Getty Images_coronavirusvaccine Mladen Antonov/AFP via Getty Images

La política de una vacuna contra el COVID-19

NUEVA YORK – El daño global generado por la pandemia del COVID-19 es enorme: se perdieron más de medio millón de vidas, cientos de millones de personas se quedaron sin trabajo y se destruyeron billones de dólares de riqueza. Y la enfermedad no ha cedido en absoluto; cientos de miles más de personas todavía podrían morir a causa de ella.

Naturalmente, existe un profundo interés en el desarrollo de una vacuna. Ya se están llevando a cabo más de cien esfuerzos en todo el mundo. Varios parecen prometedores, y uno o más de uno pueden arrojar frutos –posiblemente antes de los varios años o más que normalmente se tarda en producir una vacuna.

Pero aún si surgen una o más vacunas que prometan que la gente sea menos susceptible al COVID-19, el problema de salud pública no se eliminará. Como dirá cualquier experto médico, las vacunas no son una panacea. Son sólo una herramienta en el arsenal médico.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/WCaVyfdes