chirot2_michael norciaSygma via Getty Images_iranrevolutionprotest Michael Norcia/Sygma via Getty Images

Reforma o revolución

SEATTLE – Las revoluciones modernas más conocidas siempre fueron precedidas por una creciente polarización y la incapacidad de solucionar problemas sociales y económicos apremiantes. El aumento de la hostilidad y falta de confianza alimentan las protestas y eventualmente desembocan en la violencia. El extremismo aumenta porque los moderados se ven obligados a aliarse con quienes están más hacia la derecha o la izquierda. Aquellos que buscan acuerdos con fuerzas moderadas en la oposición terminan siendo vilipendiados y excluidos. Esto ocurre hoy en gran parte del mundo, incluido Estados Unidos. EE. UU. no está por tener otra revolución, pero puede estar acercándose silenciosamente a ello mientras el centro político colapsa.

Los ejemplos históricos más obvios ilustran cómo ocurrió esto en el pasado. Los ideales de la ilustración liberal guiaron inicialmente la Revolución francesa de 1789, pero el rey y la aristocracia se resistieron a perder sus privilegios. La potencias extranjeras intervinieron contra la Revolución, los líderes moderados como Lafayette —un héroe de la Revolución americana que deseaba establecer una monarquía constitucional— fueron cada vez más vilipendiados por la izquierda (que los consideraba herramientas de la realeza) y por la derecha (que los tildaba de traidores revolucionarios). Eso dio ventaja a los jacobinos, que instituyeron un reinado del terror y provocaron una brutal guerra civil en la que murieron cientos de miles.

En la revolución rusa de 1917, al principio tomaron el poder los socialistas más liberales y moderados, liderados por Aleksándr Kérenski. Cometieron el error de no sacar a Rusia de la Primera Guerra Mundial cuando fueron desafiados por los generales de la derecha que intentaban restaurar la monarquía; entraron en pánico y distribuyeron armas a los bolcheviques de Lenin, quienes aprovecharon la situación. En una situación tan polarizada, socialistas moderados mantuvieron su alianza con los bolcheviques hasta que descubrieron, demasiado tarde, que ellos también estaban destinados al exterminio.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/IrmnZSoes