Obama del otro lado del Pacífico

MANILA – A diferencia de su antecesor, el presidente norteamericano, Barack Obama, es popular desde el Atlántico hasta el Pacífico. Se acercó al mundo musulmán y prometió ocuparse del conflicto palestino-israelí sin demora. Las naciones de Asia sienten un afecto especial por él, debido a los años que pasó de niño en Indonesia.

Si Obama mejora la postura global de Estados Unidos con el respaldo de pesos pesados políticos como el vicepresidente Joe Biden, la secretaria de Estado, Hillary Clinton, el secretario de Defensa, Bob Gates, el asesor de Seguridad Nacional, James Jones (ex comandante supremo de la OTAN) y el secretario de Asuntos de Veteranos, Eric Shinseki (ex jefe del ejército norteamericano), debería poder pedir más de los aliados de Estados Unidos, especialmente que la OTAN envíe más tropas a Afganistán. También podrá presionar a Israel para que revigorice el descarrilado proceso de paz de Oriente Medio.

Si bien su equipo de seguridad nacional está conformado por gente que, en general, respaldó la guerra en Irak, Obama dejó en claro que su agenda incluye el retiro de tropas de ese país. La buena voluntad internacional probablemente sea la clave para su éxito, si no para restablecer la hegemonía norteamericana, al menos para hacer que Estados Unidos vuelva a ser la "nación indispensable".

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/9pXfIyL/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.