buiter36_Spencer PlattGetty Images_nyse Spencer Platt/Getty Images

Es preciso valorar el riesgo existencial

NUEVA YORK – Desde el inicio de la invasión rusa de Ucrania, mucho se ha escrito sobre el mayor riesgo de una aniquilación nuclear y su impacto (o la ausencia del mismo) en las valoraciones bursátiles. Pero, dejando de lado la cuestión de si las acciones están sobrevaloradas o subvaloradas, una cuestión igualmente pertinente es si se puede ignorar por completo el riesgo existencial desde una perspectiva financiera.

En un artículo reciente titulado “El creciente riesgo de un apocalipsis nuclear”, Peter Berezin, principal estratega global de BCA Research, sostiene que si bien la probabilidad de un conflicto nuclear que termine con la civilización en el próximo año ha aumentado (en su opinión) al 10%, los inversores deberían “mantenerse optimistas respecto de las acciones” en un horizonte de 12 meses. La razón es que, si bien los precios de las acciones caerán si hay una guerra nuclear –y hasta podrían llegar a cero en el caso de un Armagedón nuclear-, también bajará el precio de todos los demás activos (si los mercados de activos sobreviven). Como no nos podemos proteger del riesgo de una guerra nuclear, Berezin piensa que deberíamos tener una posición larga en activos cuyo valor aumentará si se evita una guerra nuclear.

Es verdad que no nos podemos proteger contra el riesgo de un apocalipsis, y que por lo tanto tiene sentido tener una posición larga en activos cuyo valor aumentará si el apocalipsis no sucede. Pero esta alternativa no es útil a menos que sepamos qué activos subirán de valor respecto de sus niveles actuales si se evita una guerra nuclear (por el momento) o si su probabilidad al menos se reduce.

To continue reading, register now.

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

or

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

https://prosyn.org/QjSI9sCes