El riesgo y la recompensa de los mercados en ascenso

NUEVA YORK – Una definición de economía de mercado en ascenso es la de que sus riesgos políticos son mayores y su credibilidad normativa menor que los de las economías avanzadas. Cuando, después de la crisis financiera, las economías de mercados en ascenso siguieron creciendo intensamente, esa definición pareció obsoleta; ahora, con la reciente turbulencia de las economías en ascenso debida en parte a una menor credibilidad en materia de política económica y una incertidumbre política en aumento, parece tan pertinente como siempre.

Pensemos en las llamadas “cinco frágiles”: la India, Indonesia, Turquía, el Brasil y Sudáfrica. Todas ellas tienen en común no sólo deficiencias económicas y normativas (déficits fiscal y de cuenta corriente; crecimiento en disminución e inflación en aumento; reformas estructurales demasiados lentas), sino también elecciones presidenciales o legislativas este año. Muchas otras economías en ascenso –Ucrania, la Argentina, Venezuela, Rusia, Hungría, Tailandia y Nigeria– afrontan también incertidumbres políticas o sociales o de las dos clases a la vez y disturbios sociales.

Y en esa lista no figura el peligroso e inestable Oriente Medio, donde la “primavera árabe” en Libia y Egipto ha pasado a ser un invierno de descontento colérico; la guerra civil hace estragos en Siria y arde como un rescoldo en el Yemen; y el Iraq, el Irán, el Afganistán y el Pakistán forman un arco de inestabilidad. Tampoco incluye los riesgos políticos de Asia originados por las disputas territoriales entre China y muchos de sus vecinos, incluidos el Japón, las Filipinas, Corea del Sur y Vietnam.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/cxPbvgL/es;