¿Modernización "a la carta"?

BERLIN -- Hace dos siglos, las revoluciones de Estados Unidos y de Francia impulsaron el concepto legal natural de los derechos humanos inalienables. Sin embargo, tuvieron que pasar casi dos siglos de guerras, desastres políticos y sociales y descolonización para que esta idea fuera aceptada globalmente, al menos en teoría.

En un principio, la idea de derechos humanos estaba limitada a la política doméstica. En las relaciones internacionales, el poder, no el derecho, seguía siendo lo único que importaba: el concepto tradicional de soberanía de Estado se centraba exclusivamente en el poder -vale decir, en el control sobre la gente y el territorio- y protegía la autoridad del Estado, sin importar si su ejecución era civilizada o brutal, democrática o autoritaria.

Los juicios de Nuremberg de los criminales de guerra alemanes después de la Segunda Guerra Mundial marcaron el primer cambio importante en la manera en que el mundo entendía el concepto de soberanía. Por primera vez, todo un liderazgo estatal fue sometido a juicio por sus crímenes, así como sus representantes y adeptos fueron llevados ante la justicia.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/KrtYGAw/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.