Paul Lachine

Enamorando a los principitos de China

CLAREMONT, CALIFORNIA – Los "principitos" de China -los hijos de los altos funcionarios chinos que se benefician de privilegios dadivosos en educación, empleo y negocios- están bajo la lupa como nunca antes. Bo Xilai, el hijo de uno de los camaradas de Mao y un supuesto "inmortal" de la revolución, recientemente fue sentenciado a prisión perpetua después de su procesamiento por cargos de corrupción y abuso de poder.

Fuera de China, los principitos también están sintiendo el calor. No hace mucho tiempo, la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos anunció que estaba investigando la contratación de principitos por parte de JPMorgan Chase en Hong Kong, quienes aparentemente hacían acuerdos lucrativos de reaseguro para el banco.

Mientras que los escándalos recientes han puesto a los principitos de China bajo el foco riguroso de los medios, estos se han convertido en mercancías codiciadas para las compañías occidentales que buscan capitalizar sus guangxi (conexiones) para cerrar transacciones multimillonarias. La lista de instituciones financieras que se han involucrado en este tipo de prácticas de contratación parece un quién es quién en la banca de inversión.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/St6GjLp/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.