2

A la caza de tigres en China

CLAREMONT, CALIFORNIA – En la medida más osada desde que el Presidente Xi Jinping lanzara su campaña anticorrupción, China ha anunciado el inicio de una investigación formal sobre “violaciones disciplinarias graves” a Zhou Yongkang, uno de los más altos funcionarios del Partido Comunista Chino. Si bien desde cerca de un año habían circulado rumores sobre su caída en desgracia, cualquiera que estuviese familiarizado con las intrigas políticas chinas sabía que hasta el anuncio del PPC, los muchos protectores y protegidos de Zhou todavía podían salvarlo. Ahora es oficial: han derribado a un pez de los gordos (o un “tigre grande”, para usar el término local). Pero, ¿es eso lo que China necesita realmente?

Desde 2012, cuando Xi comenzara a “cazar tigres”, han caído más de treinta ministros de gobierno, gobernadores provinciales y otros funcionarios de alto nivel. Pero Zhou no es un tigre cualquiera: como ex miembro del Comité Permanente del Politburó, el máximo órgano de toma de decisiones del PCC, era visto como un intocable.

Desde el fin de la Revolución Cultural, el PCC había seguido la regla no escrita de que los miembros del Comité Permanente del Politburó, en ejercicio o retirados, gozaban de inmunidad ante posibles investigaciones judiciales. Por supuesto, algunos han sido objeto de purgas en luchas de poder, como la que condujo a la caída de Hua Guofeng, el sucesor inmediato de Mao, a principios de los 80. Pero por lo general los derrotados han salido de escena en silencio y sin enfrentar nunca cargos de corrupción formales.

Considerando este historial, el juicio a Zhou es un caso que cambia las reglas del juego, mucho más significativo que el fascinante proceso del año pasado contra Bo Xilai, ex Secretario General caído en desgracia del Partido Comunista de Chongqing. Muestra sin ambages la autoridad personal y la decisión política de Xi, pero sigue en el aire la pregunta: ¿qué es lo que quiere obtener realmente con la campaña anticorrupción más impresionante en más de tres décadas?