0

Medellín se muda a África

Un país poco conocido aparece una y otra vez en los informes de prensa acerca del tráfico de drogas: Guinea Bissau. Este estado de África Occidental de 1,5 millones de personas es uno de los más pobres del mundo. ¿Sus principales exportaciones? Nueces de cajú, camarones y cocaína. ¿Cocaína, en un país donde no crece la hoja de coca? Así es.

Este año se han decomisado más de cuatro toneladas de cocaína, un aumento del 35% con respecto a la cifra total para 2006. También se están realizando decomisos de drogas costa afuera del Golfo de Guinea.

Una razón por la que esta región se está convirtiendo en un centro de tráfico de drogas es su ubicación. África Occidental es un punto de preparación ideal a lo largo de la ruta desde Sudamérica a los mercados europeos de la cocaína. Los grandes envíos se ocultan en botes pesqueros y cargueros, y luego se dividen en paquetes más pequeños que son enviados por embarcaciones rápidas a las costas de Marruecos o España.

Más aún, los débiles estados africanos ofrecen la menor resistencia como sustituto de las rutas tradicionales de contrabando en América Central y el Caribe, que están bloqueadas. Varios países de la región no pueden controlar su propio territorio, no pueden administrar justicia y están plagados de corrupción.