2

Terminando con el hambre

ROMA – Por lo menos 842 millones de personas en todo el mundo sufren hambre crónica -una disminución de casi 1,5% con respecto a los 854 millones calculados para 2010-2012-. Claramente, si bien se ha hecho cierto progreso, el mundo todavía tiene un largo camino por recorrer para erradicar la desnutrición.

Mientras los líderes mundiales intentan encontrar la mejor manera de actuar de ahora en más, un informe publicado conjuntamente este año por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola y el Programa Mundial de Alimentos puede servir como un recurso importante. El informe "El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo" (SOFI 2013) ofrece estimaciones actualizadas en materia de desnutrición y sobre el progreso de cara a alcanzar los objetivos de hambre fijados por los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y la Cumbre Mundial sobre la Alimentación (WFS).

El progreso en el campo de los ODM ha sido desigual. Si bien muchos países en el mundo en desarrollo -donde habitan 827 millones de los desnutridos del mundo (comparado con 838 millones en 2010-2012)- han avanzado hacia la meta de reducir a la mitad, en 2015, el porcentaje de gente con hambre comparado con 1990, la tasa promedio de disminución no alcanza para cumplir con el objetivo en los próximos dos años. El objetivo más ambicioso de la WFS de reducir a la mitad la cantidad total de personas con hambre en el mundo está aún más distante: la cantidad de personas desnutridas se ha reducido apenas el 17% desde 1990-1992.