Juan Pablo, el modernizador

La muerte del Papa Juan Pablo II no fue inesperada, y su inmensa influencia sobre el mundo moderno será evaluada y comentada por todo aquel que piense que tiene algo que decir. Antes de explicar uno de los aspectos menos conocidos de su enseñanza, habría que subrayar que uno de los comentarios que se escucha en estos días una y otra vez se basa en la estupidez o en una falta de comprensión de lo que es la Iglesia Católica: la acusación de que el Papa era y es un “conservador” no tiene sentido alguno.

No hay duda de que Juan Pablo II era conservador al comentar el dogma católico, pero la institución de la Iglesia Católica se basa en los Diez Mandamientos y en dogmas que no pueden ser cambiados. Ser fiel a los fundamentos de la doctrina de la iglesia no puede considerarse como una actitud conservadora.

Por otra parte, se llamaba “conservador” a Juan Pablo II porque estaba contra el aborto y otras ideas progresistas. Sin embargo, si se desea un Papa que esté a favor del aborto, entonces se desea una Iglesia diferente. Algunas cosas, algunos valores que constituyen tanto la fe como la pertenencia a la Iglesia Católica no son conservadores ni liberales ni progresistas; son fundamentales, inevitables e inmutables.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/DpjFheo/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.