0

¿Jihad o asesinato?

Es notable el hecho de que algunos de los conceptos fundamentales de la terminología religiosa musulmana hayan pasado a formar parte del lenguaje de la actualidad internacional. El público mundial debate problemas nacidos en la teología islámica, involucrando a especialistas y legos, musulmanes y no musulmanes. La disputa teológica se ha desplazado muy lejos de las academias religiosas islámicas.

Por ejemplo, el término jihad, traducido comúnmente como "guerra santa" se ha vuelto casi omnipresente. Aunque concebido en los comienzos de la historia musulmana como un medio de difundir la palabra de Dios, los estudiosos musulmanes distinguen hoy entre dos tipos de jihad, una que es una lucha interna contra la tentación y otra que es un conflicto físico contra un agresor que amenaza la supervivencia o los derechos fundamentales de una comunidad musulmana. En este contexto, hay un rechazo generalizado al uso de este término por parte de los fundamentalistas. 

Numerosos académicos musulmanes han alzado sus voces para poner en cuestión la defensa que hacen los terroristas de las bombas suicidas o los ataques a civiles, ofreciendo largas citas que proceden de siglos de jurisprudencia religiosa. Por si misma, esta reacción representa una valiosa expresión de conciencia colectiva en oposición a los terroristas. 

Pero muchos en el público general y en los medios de comunicación quieren más. Se está incentivando a los intelectuales musulmanes a que pongan énfasis en la argumentación religiosa contra la violencia fundamentalista con el fin de privar a los terroristas de sus argumentos más temibles y potentes. Si los académicos musulmanes pueden probar de alguna manera lo errado de estos argumentos, se piensa que se reducirá la capacidad de los terroristas para sustentar su violento submundo.