Aislar a Israel

RAMALLAH – El primer ministro israelí Benjamín Netanyahu tiene motivos para celebrar. Contra todos los pronósticos, obtuvo una contundente victoria electoral y se aseguró un tercer mandato consecutivo, después de que su partido de derecha, el Likud, le sacó cinco asientos de ventaja en el Knesset a su principal rival, la Unión Sionista de centroizquierda. Pero es probable que los festejos no duren mucho. La forma en que Netanyahu se apoderó del resultado (renunciando a su compromiso con una solución de dos estados con Palestina y prometiendo continuar la construcción de asentamientos en tierras ocupadas) casi seguramente tendrá serias consecuencias políticas y diplomáticas para Israel.

Estos últimos años, la postura radical de Netanyahu dejó la credibilidad internacional de Israel cada vez más debilitada y convenció a los palestinos de los territorios ocupados de que es imposible lograr un acuerdo genuino con Israel. (De hecho, los palestinos no mostraron mucho interés por el resultado de la elección.)

Ahora que Netanyahu reforzó su retórica de derecha (y se ganó con eso otro mandato), el movimiento internacional que busca aislar a Israel cobrará más fuerza. Después de todo, apoyar negociaciones directas entre Israel y Palestina ya no tiene sentido (ni siquiera para Estados Unidos, el principal aliado de Israel), porque los supuestos de los que dependía esa estrategia fueron destruidos.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/jGOKflu/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.