Contrarrestar el extremismo islámico

PRINCETON – El mes pasado, el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, fue el anfitrión de una cumbre de tres días sobre “Countering Violent Extremism”  (Contrarrestar el extremismo violento). Ese término ya dio lugar a una abreviatura, “CVE,” que se utilizó por lo menos 12 veces en una ficha informativa que publicó la administración Obama el 18 de febrero.

En la ficha informativa también se utiliza el término “extremismo violento” 21 veces. ¿Cuántas veces aparecen palabras como “Islam,” “islámico,” o “musulmán”? Ninguna. Ni siquiera se habla del  “Estado Islámico.” A esa entidad solo se hace referencia por sus siglas en inglés “ISIL.”

Esto no es fortuito. Es parte de una estrategia para obtener el apoyo de los musulmanes comunes y corrientes. Al hablar en nombre del Consejo de Asuntos Públicos Musulmanes que participó en la cumbre, Riham Osman dijo que la utilización de términos como “Islam radical” va en contra del objetivo de acabar con la violencia. Esto tal vez refleja en parte los temores comprensibles de la comunidad musulmana de que equiparar al Islam con el terrorismo y la violencia contribuiría a aumentar los ataques y la discriminación contra todos los musulmanes.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/MkmeyF5/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.