0

¿Es China realmente inmune a la crisis?

CAMBRIDGE – En su discurso en el Foro Económico Anual de Davos, Suiza, el Primer Ministro chino Wen Jiabao explicó los planes de su gobierno para contrarrestar la crisis económica global con gasto público y préstamos. Casi garantizó que el crecimiento anual de China seguiría por sobre el 8% en 2009. Sus palabras fueron como un masaje para el público de líderes políticos y de los negocios, paralizados y con los sentidos entumecidos por la recesión.

Sin embargo, ¿tiene realmente el gobierno chino las herramientas necesarias para mantener su economía en un estado tan resistente? Quizás, pero se trata de algo nada de obvio.

La cada vez más grave recesión de Estados Unidos está golpeando el sector exportador de China, así como a todo el resto de Asia. El problema inmediato es una gran escasez de crédito, no tanto en China como en Estados Unidos y Europa, donde muchos importadores pequeños y de tamaño medio no pueden obtener los créditos comerciales que necesitan para comprar productos al exterior.

Como resultado, algunas áreas costeras de China que antes bullían de actividad hoy lucen como ciudades fantasmas, ya que decenas de miles de trabajadores despedidos han hecho las maletas y vuelvo a sus pueblos del interior. De manera similar, quizás la mitad de los 200 a 300 mil habitantes del barrio coreano de Beijing, principalmente trabajadores (y sus familias) pagados por compañías coreanas que fabrican en China productos para exportación, se han marchado a casa.