Bartosz Hadyniak/Getty Images

Es hora de que la India despliegue sus alas

WASHINGTON, DC – Imagínese que usted es un padre con una cantidad importante de hijos y recursos limitados. Su hijo mayor es lo suficientemente adulto como para marcharse de su casa, pero no quiere hacerlo. Entonces se queda, y consume recursos que sus hermanos necesitan desesperadamente. ¿Es correcto permitir que sus hijos sufran porque su hermano mayor se rehúsa a volar con sus propias alas?

Una dinámica similar está en juego entre el Banco Mundial y los receptores de su programa Asociación Internacional de Fomento. El AIF respalda un crecimiento equitativo en los países pobres ofreciendo préstamos y subvenciones a largo plazo y bajo interés a los gobiernos nacionales. El programa financia a 77 de los países más pobres del mundo -la mitad de los cuales están en África-. También ofrece asistencia a un país que ya no la merece: la India.

Al concluir el año fiscal 2014, la India oficialmente se graduó del programa AIF, porque ya no era lo suficientemente pobre como para calificar. El Banco Mundial fijó un umbral para recibir asistencia, en base al ingreso nacional bruto per capita (INB). En el año fiscal 2016, el umbral es de 1.215 dólares. El INB per capita de la India ha excedido el límite del Banco Mundial todos los años desde 2010. En 2014, era de 1.570 dólares.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/k4PuYjo/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.