hungary slave law protest FERENC ISZA/AFP/Getty Images

El error fatal de las democracias antiliberales de Europa central

LONDRES – Las protestas callejeras en Budapest contra la nueva legislación que rige las horas de trabajo extra –rápidamente apodada la “ley esclavista”- ponen de manifiesto la vulnerabilidad de las democracias antiliberales que han surgido en Europa central. La ley, introducida sin ninguna consulta, pretende limitar los costos laborales y la movilidad para mantener la inversión extranjera directa (IED) –y los empleos- en Hungría. También beneficia a los empleadores, incluyendo a la nueva elite políticamente conectada que rodea al primer ministro Viktor Orbán.

Pero la historia no termina ahí. La naturaleza divisiva de los gobiernos antiliberales de la región impide la generación de consenso y ha debilitado tanto la libertad académica y las instituciones independientes que las respuestas políticas creativas para los desafíos económicos se están agotando. Como resultado de ello, el único mecanismo de reacción en la región son las manifestaciones y la desobediencia civil. Las enormes protestas que hoy enfrenta el régimen de Orbán tal vez sean sólo una muestra de lo que está por venir.

Las condiciones que hoy enfrenta la región serían difíciles de manejar inclusive para el más hábil y abierto de los gobiernos, ni qué hablar para los regímenes antiliberales ideológicamente miopes de Hungría y Polonia. Los mercados laborales de Europa central son precarios y la escasez de mano de obra es importante.  El desempleo ha caído a la vez que los salarios reales han aumentado marcadamente (aunque sus niveles sigan por debajo del promedio para los países avanzados de la Unión Europea).

To continue reading, register now.

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

or

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

https://prosyn.org/wy3zYPSes