4

Un Lider Nacio En Venezuela

CARACAS – En el proceso electoral que concluye con la tercera victoria de Hugo Chávez no ha estado en juego sólo la presidencia de la república sino también la confrontación entre dos modelos de vida: uno que ha aspirado al control de la sociedad y a la imposición de un pensamiento único, y otro comprometido con la democracia,   la justicia social y la libertad. Uno inspirado en la Cuba de Fidel Castro y otro en la presidente de Brasil, Dilma Rouseff, y en Luiz Ignácio da Silva, Lula.

Con este nuevo triunfo de Chávez se consolida el modelo de gobierno populista en el país. Aun cuando su triunfo es contundente, 54,42 % de los votos, la diferencia con el candidato opositor, Henrique Capriles, es mucho menor que la obtenida en el 2006 cuando el presidente ganó su segundo mandato con el 63 %. En esa oportunidad, quizá embriagado por la magnitud la cifra,  propuso profundizar su revolución mediante la aplicación de las leyes sobre la organización de la sociedad y de la economía.

Esas leyes, aprobadas pero no implementadas totalmente, deberían dar origen a un nuevo poder comunal, que supone la relación directa de líder y pueblo, y a la supresión progresiva de la institucionalidad democrática. Mientras tanto, todos los órganos del poder público del país –todos- le son obedientes.

Por eso es significativo que después del triunfo Chávez llamó a la convivencia, invitó al diálogo, al debate y a trabajar todos juntos por Venezuela, si bien subrayó que el pueblo había votado por él y por el socialismo. Felicitó a la oposición por haber aceptado los resultados y se comprometió a ser mejor presidente de lo que ha sido hasta ahora y a exigir más eficiencia a sus colaboradores.