0

Cómo establecer objetivos

COPENHAGUE - Al inicio de este siglo, los líderes de todos los países aceptaron llevar a cabo los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas. La ambición era mejorar significativamente la situación de los ciudadanos más desfavorecidos del planeta antes de 2015.

La intención era loable, pero en 11 años los avances para el logro de los ODM han sido desiguales. A medida que los responsables políticos comienzan a considerar lo que deberían ser nuestras aspiraciones después de que venza el plazo fijado, vale la pena considerar lo que funcionó, lo que no y cómo podríamos hacerlo mejor.

Básicamente, los objetivos fijados por los ODM equivalían a una lista de "cosas que sería bueno conseguir". Hemos avanzado en casi todos ellos, pero no lo suficiente en la mayoría. Lo hemos hecho razonablemente bien para garantizar que un niño nacido en el año 2015 probablemente enfrente menos cargas materiales que sus padres. Sin embargo, sigue habiendo importantes desafíos y desigualdades. Como siempre, debemos preguntarnos cómo podemos garantizar un ritmo de avance  más rápido.

Los ODM comprendían ocho amplias intenciones: el mundo decidió erradicar la pobreza y el hambre extremas; lograr la enseñanza primaria universal; promover la igualdad entre los géneros y dar más poder a las mujeres; reducir las tasas de mortalidad infantil; mejorar la salud materna; combatir el VIH / SIDA, la malaria y otras enfermedades; asegurar la sostenibilidad del medio ambiente, y fomentar una relación de colaboración mundial para el desarrollo.