3

Cómo sobrevivió India la crisis financiera

NUEVA DELHI – A medida que la economía mundial comienza a recuperarse, los indios ven con particular satisfacción la manera como enfrentaron la reciente crisis. A pesar de una recesión global sin precedentes, India se mantuvo como la segunda economía de mayor crecimiento mundial. Mientras la mayoría de los países sufrieron un crecimiento negativo en al menos un trimestre en el curso de los últimos dos años, el PGB de India creció en más de un 6% en este periodo, y en un 7,9% en el último trimestre de 2009.

El logro de India es incluso más notable si se consideran los ataques terroristas paquistaníes en Mumbai -capital comercial y centro neurálgico de la vida financiera del país- a fines de noviembre de 2008, en mitad de la crisis. Los terroristas afectaron la imagen mundial de India como gigante económico emergente, historia de éxito en la era de la globalización e imán para inversionistas y turistas.

De hecho, a fines de 2008 los inversionistas extranjeros retiraron 12 mil millones de dólares de los mercados accionarios indios, pero la resistencia de India frente a la adversidad y su madura contención de cara a la provocación violenta estimularon el regreso de los inversionistas. La inversión extranjera directa llegó a los 27,3 mil millones de dólares en 2008-1009, a pesar de la crisis financiera global, y alcanzó los mil millones de dólares en apenas una semana en mayo de 2009.

La capacidad de India de eludir el malestar financiero se vio ayudada por el hecho de que depende mucho menos que la mayoría de los demás países de los flujos globales de comercio capital. Depende del comercio global para cerca de un 20% de su PGB (la cifra para China es casi el doble). El gran y robusto mercado interno del país representa el resto. Los indios siguieron produciendo bienes y servicios para otros indios, y eso mantuvo en marcha la economía.