¿Quién ama a China?

NUEVA YORK – Decenas de miles de personas han estado “ocupando” las calles, llenas de gases lacrimógenos, del distrito Central de Hong Kong para luchar por sus derechos democráticos. Muchas más pueden unírseles. Aunque algunos hombres de negocios y banqueros están molestos por esa perturbación, los manifestantes tienen razón en protestar.

El Gobierno de China ha prometido a los ciudadanos de Hong Kong que podrán elegir libremente a su Jefe Ejecutivo en 2017, pero, como los candidatos van a ser examinados cuidadosamente por un comité cuyos miembros no serán elegidos democráticamente, sino nombrados por ser prochinos, los ciudadanos no tendrían posibilidad alguna de elegir de verdad. Sólo personas que “amen a China” –es decir, al Partido Comunista Chino (PCC)– deben presentarse.

Casi podemos entender por qué los dirigentes de China han de estar desconcertados por esa muestra de desafío en Hong Kong. Al fin y al cabo, cuando Hong Kong era aún una colonia de la Corona, los británicos se limitaban a nombrar a los gobernadores y entonces nadie protestaba.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/OMdDRAW/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.