0

Hora de decisiones en el FMI

Las reuniones del Fondo Monetario Internacional (FMI) que se celebrarán este mes en Washington convocarán a los principales ministros de finanzas y banqueros del mundo en un encuentro fundamental para la economía global.

Para comenzar, el techo está comenzando a derrumbarse en la burbuja inmobiliaria mundial, con los mercados de la vivienda congelándose no sólo en Estados Unidos sino en muchos otros países, como en la próspera España. Más aún, los mercados de dinero, especialmente en Europa, siguen traumatizados por la enconada escasez del crédito a nivel global. En gran parte del mundo hay presiones inflacionarias debido a los altísimos precios de los alimentos y la energía, a lo que se suma la importante tendencia al alza de los salarios en China. Por último, pero no menos importante, se está desacelerando el boom de la productividad en Estados Unidos.

La combinación de estas presiones está haciendo mucho más difícil que los bancos centrales sostengan el círculo virtuoso de inflación "adecuada" y crecimiento. Al mismo tiempo, el resto del mundo está con gran expectativa a lo que las autoridades planean hacer si el dólar sigue cayendo, si es que terminan haciendo algo al respecto. Si bien los tipos de cambio son notablemente impredecibles, lo más probable es que un lento saneamiento del enorme déficit comercial de EE.UU. mantenga al dólar en un camino gradual de descenso en el largo plazo.

Sin embargo, el hecho de que varios países asiáticos y emergentes se resistan al declive comprando dólares está generando presiones inusuales sobre las monedas más flexibles, como el euro y el dólar canadiense, que se están cambiando a niveles históricos. (¿Qué están planeando hacer los chinos con sus crecientes reservas de US$ 1,4 mil millones? Van a dar a los atletas extranjeros bolsas llenas de dólares como regalo de bienvenida en la villa olímpica?)