3

La Grecia del Caribe

NUEVA YORK – Hubo una época en la que se podría haber dicho que Puerto Rico, inmerso en una profunda crisis de la deuda, estaba retornando a sus raíces latinas. Después de todo, en su momento, los gobiernos latinoamericanos fueron los líderes mundiales del endeudamiento excesivo. Pero hoy día, la deuda pública de Estados Unidos es de alrededor del 100% de su PIB, y la ciudad de Detroit acaba de declararse en bancarrota.Quizás finalmente Puerto Rico esté tornándose más estadounidense.

O quizás se esté poniendo más europeo, dada la semejanza entre sus problemas de deuda y los de Grecia. Luego de que este último país adoptara el euro, pudo obtener créditos a una tasa de interés que no era mucho más alta de la que pagaban los países del norte de Europa, a pesar de que su política fiscal distaba enormemente de la de Alemania o de Finlandia. El resultado fue una masiva acumulación de deuda con el fin de financiar gastos corrientes en lugar de invertir.

A Puerto Rico – un territorio estadounidense – también se le ha permitido endeudarse demasiado durante demasiado tiempo. Los bonos que emite su gobierno están libres de impuestos en todo Estados Unidos, con lo cual son de especial interés para sus inversores, quienes los han adquirido con gran avidez pese a que la situación financiera de la isla corre cada vez más peligro. Por lo tanto, según informa Bloomberg, la deuda de Puerto Rico ­– más de US$ 70 mil millones – es más alta que la del gobierno de cualquiera de los estados de Estados Unidos, a excepción de California y Nueva York, mientras que su economía es más pequeña que la de Kansas.

Otra semejanza se relaciona con los precios relativos. Luego de haber renunciado a su dracma, Grecia ya no pudo devaluar para reducir el valor de los salarios nacionales en términos de moneda extranjera, y así fomentar las exportaciones. Con este rezago en la competitividad, el déficit comercial se disparó, al igual que el desempleo.