9

La  confusión del desorden

MÚNICH – ¿Qué amenaza emergente no ha percibido el mundo en este momento? Después de un año verdaderamente terrible para la paz y la seguridad internacionales, esta pregunta será particularmente importante para los líderes, analistas y medios que se reunirán en la 51° Conferencia de Seguridad de Múnich (MSC por sus siglas en inglés).

Hace un año, la guerra en Siria y la crisis en Ucrania eran los desafíos preocupantes para la comunidad internacional. No obstante, muchos de los participantes en la MSC del año pasado probablemente admitirían ahora que no se dieron cuenta de la verdadera gravedad de esos eventos y menos aún de lo que podría suceder después.

Apenas unos meses después, la rápida agudización y regionalización de ambas crisis, junto con acontecimientos en otras regiones, provocaron que muchos observadores declararan que 2014 era el inicio de una era menos pacífica y más caótica para las relaciones internacionales.

Durante el año pasado se pusieron de manifiesto numerosas fallas y puntos de erosión en las estructuras colectivas de seguridad existentes. Términos como The Great Unraveling,” (la gran desarticulación) acuñado por el periodista Roger Cohen en el otoño de 2014 tienen una amplia aceptación porque capturan la actual sensación de desamparo, falta de control e incapacidad para predecir o entender cuál podría ser la próxima crisis. Como dijo Javier Solana recientemente: "Vivimos una ilusión. Durante años pensamos que la transición desde la unipolaridad hasta la multipolaridad se llevaría a cabo de manera pacífica, ordenada y estable [...]. Nada más lejos de la realidad".