pistor14_SEBASTIAN GOLLNOWPOOLAFP via Getty Images_ECBgermancourt Sebastian Gollnow/Pool/AFP via Getty Images

El tribunal constitucional de Alemania se alza contra el derecho europeo

WASHINGTON, DC – El 5 de mayo, el Tribunal Constitucional Federal de Alemania sentenció que el gobierno y la legislatura del país habían violado la constitución al no supervisar adecuadamente las acciones del Banco Central Europeo, y en particular su programa de compra de activos del sector público (PSPP). Es un fallo tan retorcido como suena: «un disparo por la espalda a través del pecho y directo al ojo», como suele decirse en alemán. Y allí está el problema.

Con tono irritado y arrogante, los jueces sostienen que no están supeditados a una sentencia que sobre el mismo tema dictó el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en diciembre de 2018, porque este cometió una grosera violación de los métodos de interpretación jurídica, al no aplicar correctamente el «principio de proporcionalidad» de la UE. Por consiguiente, el tribunal alemán considera que la sentencia del TJUE es ultra vires (por fuera de su competencia) y por tanto, no vinculante.

Dicho de otro modo, un tribunal independiente cuestiona la legalidad de una sentencia de otro tribunal independiente (que para el derecho de la UE es de nivel superior) por que este, supuestamente, no supervisó las acciones de un banco central independiente. Nunca antes la vieja pregunta «quién gobierna a los que gobiernan» (quis custodiet ipsos custodes?) había sido tan relevante.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/5KZPsu9es