taylor16_OLIVIER DOULIERYAFP via Getty Images_fed reserve flag OLIVIER DOULIERYAFP via Getty Images

El estado de excepción de la Fed

STANFORD – En los últimos meses, se ha venido registrando un creciente coro de observadores económicos que manifiestan preocupaciones sobre el incremento de la inflación en Estados Unidos. Gran parte de los comentarios (incluido el mío propio) se han centrado en la aparente continuación por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos de la política de alivio monetario frente a los precios en alza. A pesar del marcado aumento de la tasa de crecimiento monetario, el banco central sigue llevando a cabo un programa de compra de activos de gran escala (en torno a 120.000 millones de dólares por mes) y ha mantenido la tasa de los fondos federales en el rango de 0,05-0,1%.

Esa tasa es excepcionalmente baja comparada con períodos similares en la historia reciente. Para entender por qué es excepcional, no hace falta mirar más allá del propio Informe de política monetaria de la Fed del 9 de julio de 2021, que incluye reglas de política monetaria muy estudiadas que prescribirían una tasa de política superior a la tasa real actual. Una de ellas es la “regla Taylor”, que sostiene que la Fed debería fijar su tasa objetivo de fondos federales según la brecha entre la inflación real y la proyectada.

La regla Taylor, expresada como una ecuación sencilla, ha funcionado bien cuando se la ha implementado a lo largo de los años. Si uno combina la tasa de inflación actual de los últimos cuatro trimestres (alrededor del 4%), la brecha entre el PIB y su potencial para el segundo trimestre de 2021 (alrededor de -2%), una tasa objetivo de inflación del 2% y una llamada tasa de interés de equilibrio del 1%, se obtiene una tasa deseada de los fondos federales del 5%.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/i8334gyes