Evo Morales y la paradoja populista

LA PAZ – Evo Morales logró modificar la constitución de Bolivia y ser reelecto cono Presidente. Y, respaldado por su mayoría parlamentaria, últimamente ha podido nombrar puestos del poder judicial, convirtiéndose en el presidente con mayor poder de la historia contemporánea boliviana.

Según sus oponentes, Morales está reproduciendo la tradición del caudillismo, concentrando poder en sus manos y convirtiendo las instituciones de gobierno en meras formalidades. No obstante, la inmensa popularidad de la que ha disfrutado en los últimos cinco años sugiere que a la mayoría de los bolivianos no les preocupa demasiado poner en riesgo la democracia de su país.

En gran medida, el éxito de Morales radica en la paradoja del populismo. Aunque dice oponerse al liberalismo económico, es producto de las libertades políticas que éste promueve, y se alimenta de los beneficios que genera la economía de mercado.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/13IYAeX/es;