11

Los refugiados, oportunidad para Europa

ROMA – La denominada crisis de los refugiados en Europa nunca debió convertirse en una emergencia. Alojar a un millón de solicitantes de asilo no debería ser un desafío tan grande para la Unión Europea, un área con 500 millones de ciudadanos que recibe a más de tres millones de inmigrantes cada año. Por desgracia, la falta de una respuesta coordinada está transformando un problema manejable en una aguda crisis política que, como acertadamente advirtió la canciller alemana Angela Merkel, podría destruir a la UE.

La mayoría de los estados miembros de la UE han adoptado una actitud egoísta de solo preocuparse por sus propios intereses. Esto los puso unos contra otros y precipitó el pánico, lo cual aumentó todavía más el peligro para los refugiados. Un plan bien diseñado e integral podría calmar los temores. En cambio, Europa se lanzó a la caza de chivos expiatorios, y ahora le tocó el turno a Grecia.

Se la acusó de no hacer lo suficiente para tramitar pedidos de asilo y alojar a refugiados. Y sin embargo, incluso si Grecia no estuviera paralizada por una crisis económica, no sería razonable esperar que un único país pequeño soporte toda la carga solo, especialmente en un año en que se prevé que más de 800 000 refugiados pasen por su territorio. Este es un problema de Europa y del mundo, no solamente de los griegos.

Hay muchas culpas que repartir. En Grecia, las Fundaciones para una Sociedad Abierta de George Soros, que trabajan en alianza con el programa de subsidios del Espacio Económico Europeo y Noruega, advirtieron de los problemas que traería la falta de una política de asilo seria para toda Europa. En 2013, la alianza fundó una organización, Solidarity Now, dirigida por la crema de la sociedad civil griega. Solidarity Now solo necesita 62 millones de euros (67 millones de dólares) para atender a 15 000 de los 50 000 refugiados que necesitarán alojamiento en Grecia el año entrante. Y sin embargo, a pesar de que la UE prometió invertir 500 millones de euros para ayudar a Grecia a enfrentar la crisis, algunos estados miembros no pagaron su parte.