fischer191_Jakub PorzyckiNurPhoto via Getty Images_EUUkraine Jakub Porzycki/NurPhoto via Getty Images

Cómo la guerra de Ucrania debe dar una nueva forma a Europa

BERLÍN – La guerra ha vuelto a Europa. Hace un mes, una gran potencia europea atacó a un vecino más pequeño, bajo la excusa de que no tiene derecho a existir como estado-nación soberano, e incluso amenazó con usar armas nucleares contra quienes no estuvieran de acuerdo. Con eso, el mundo cambió de manera fundamental. Europa debe cambiar también.

Con su agresión no provocada contra Ucrania, el Presidente ruso Vladimir Putin destruyó deliberadamente las bases de la paz europea y, hasta cierto punto, las del orden internacional completo posterior a la Guerra Fría. No sólo han quedado afectadas las relaciones diplomáticas y económicas con Occidente; hoy es una posibilidad clara la confrontación directa entre la OTAN y Rusia.

Hoy el mundo debe convivir con el riesgo –que alguna vez se pensó superado- de que una guerra en Europa escale rápidamente a una conflagración global. Si ocurriera una Tercera Guerra Mundial, implicaría un nivel de destrucción sin precedentes -hasta para estándares europeos- debido a la probabilidad de que se utilicen armas de destrucción masiva.

To continue reading, register now.

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

or

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

https://prosyn.org/sk9LPoDes