roubini140_Thierry MonasseGetty Images_europeancommissioneconomycoronavirus Thierry Monasse/Getty Images

La no hamiltoniana inercia de Europa

NUEVA YORK – La semana pasada, la Comisión Europea reveló un plan para ayudar a los países europeos a manejar el shock que (con una magnitud comparable a la Gran Depresión) ha generado la COVID‑19. Sobre la base de una reciente propuesta francoalemana, la Comisión propugna un fondo de recuperación por 750 000 millones de euros (834 000 millones de dólares), de los que 500 000 millones se distribuirán en la forma de subvenciones y los otros 250 000 millones como préstamos.

El dinero distribuido conforme a este plan, denominado «Next Generation EU», fluirá a través de programas de la Unión Europea, con la mirada puesta en el cumplimiento de objetivos de la Comisión, incluida su agenda medioambiental y para la economía digital. La Comisión buscará fondos en los mercados mediante la emisión de bonos a largo plazo, con el respaldo de un aumento sugerido de los recursos tributarios, por ejemplo impuestos a las emisiones de gases de efecto invernadero, los servicios digitales y otras áreas del comercio supranacional.

Aunque los autores estamos entre los pocos comentaristas que anticiparon que la UE iba a ofrecer un plan muy superior a las expectativas de la mayoría de los participantes del mercado y de los analistas, nos permitimos recomendar a las autoridades europeas mantener una mirada realista respecto de las posibilidades del momento. Todavía es prematuro para celebrar el tan esperado «momento hamiltoniano» de la mutualización de deudas dentro de la UE.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/OfiZLJees