rajan74_STEFANI REYNOLDSAFP via Getty Images_fed STEFANI REYNOLDSAFP via Getty Images

El fin de la economía del regalo

CHICAGO – Las políticas económicas inteligentes siempre exigen un poco de sufrimiento hoy para estar mejor en el futuro, pero esta propuesta es difícil en términos políticos, especialmente en las democracias. Siempre resulta más fácil para los líderes electos consentir a sus votantes inmediatamente y cruzar los dedos para que no les llegue la cuenta mientras ocupan el cargo. Además, quienes sufren los costos de una política no necesariamente son sus beneficiarios.

Por eso las economías actualmente más avanzadas crearon mecanismos que les permiten tomar decisiones difíciles cuando hace falta: entre los principales están la independencia de los bancos centrales y los límites obligatorios a los déficits presupuestarios. Es destacable que, para ello, los partidos políticos lograron un consenso para establecer y respetar esos mecanismos, independientemente de sus propias prioridades políticas inmediatas. Uno de los motivos por los que muchos mercados emergentes saltan de una crisis a otra es que no alcanzaron ese consenso, pero la historia reciente muestra que también las economías avanzadas toleran cada vez menos los esfuerzos, tal vez porque se fue desgastando su propio consenso político.

Nuevamente hay volatilidad en los mercados financieros por temor a que la Reserva Federal de EE. UU. tenga que ajustar significativamente su política monetaria para controlar la inflación, pero muchos inversores aún esperan que la Fed se lo tome con calma si los precios de los activos comienzan a caer sustancialmente. Si la Fed les da la razón, será mucho más difícil normalizar la situación financiera en el futuro.

To continue reading, register now.

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

Subscribe

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

https://prosyn.org/lN6bwSpes