0

Días de perros para el superdólar

CAMBRIDGE - ¿Está en riesgo la posición de los Estados Unidos como la superpotencia dominante del mundo si el dólar pierde su condición de superdivisa? Tal vez no, pero ciertamente a los estadounidenses les resultará mucho más costoso mantener su hegemonía global si su moneda queda fuera del podio.

Hasta ahora, los estadounidenses se han bañado en ganancias al obtener préstamos baratos de extranjeros condescendientes e invirtiendo el dinero en valores, tierras y bonos extranjeros de alto rendimiento. Si se consideran las ganancias de capital, se han beneficiado en el margen de los US$ 300 a los 400 mil millones anuales en varios de los últimos años, suma más o menos equivalente a todo el presupuesto militar de EE.UU.

El ex presidente francés Valéry Giscard d’Estaing se quejó una vez del “exorbitante privilegio” de Estados Unidos, encolerizado por el hecho de que EE.UU. pareciera poder inundar el mundo de dólares y deuda sin jamás pagar un precio en términos de mayor inflación o más altos tipos de interés.

Al menos la mitad de los US$ 800 mil millones de circulante estadounidense se encuentra en el extranjero, principalmente en la economía informal global. Pero el gran dinero está en lugares como el Banco Popular de China y el Banco de Japón, que mantienen pasivamente enormes volúmenes de deuda de EE.UU. a bajos intereses, mientras los estadounidenses recorren el mundo con capitales de riesgo, capitales privados y bancos de inversión, cosechando inmensas ganancias.