rajan80_BRENDAN BANNONAFP via Getty Images_climaterefugees Brendan Bannon/AFP via Getty Images

La desglobalización es una amenaza climática

CHICAGO – Las deliberaciones de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP27) de este año sugieren que, si bien los encargados de la formulación de políticas están conscientes de la urgencia que reviste la lucha contra el cambio climático, es poco probable que lleguen a un acuerdo colectivo global para abordarlo. Sin embargo, aún existe una manera en la que el mundo puede mejorar las posibilidades de llevar a cabo una acción más eficaz en el futuro: el mundo debe frenar la desglobalización. De lo contrario, las posibilidades de la acción climática se verán obstaculizadas por la contracción de los flujos comerciales y de las inversiones que cruzan fronteras y por el resultante aumento de bloques comerciales regionales que cada vez están más aislados.

La desglobalización se está acelerando a través de una combinación de un anticuado proteccionismo, el novedoso “friend-shoring” (un comportamiento según el cual el comercio internacional de un país se limita a aquel que se lleva a cabo con países con los que comparte valores) y prohibiciones y sanciones motivadas geoestratégicamente. Para ver por qué esta tendencia frustrará las respuestas globales al cambio climático, considere las tres categorías de la acción climática: la mitigación (la reducción de emisiones), la adaptación, y la migración hacia lugares con mejores condiciones. La secuencia en este punto es importante, debido a que los desafíos implícitos en cada categoría serán más difíciles si se hace menos en la categoría precedente. Si hacemos muy poco en la categoría de mitigación, necesitaremos hacer más en la categoría de la adaptación, y si hacemos muy poco en cuanto a adaptación, veremos que más refugiados climáticos huyen de sus países de origen ya que estos se tornan en cada vez más inhabitables.

Se necesitan nuevos acuerdos internacionales para gestionar cada uno de estos problemas. Pero las crecientes rivalidades geopolíticas dificultarán los acuerdos de mitigación. ¿Cómo pueden China y Estados Unidos acordar reducciones de emisiones que sean significativas cuando ambos sospechan que la principal prioridad del otro es asegurarse una ventaja económica y, por tanto, una ventaja estratégica?

To continue reading, register now.

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

Subscribe

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

https://prosyn.org/fy7dDsues