Llanto por la Birmania amada

YANGON – Las órdenes religiosas de monjes han sido el rostro de Birmania desde que se introdujo el budismo hace más de 1,000 años. El que un monje se involucre en política o que tenga un cargo público va en contra del budismo theravada. Pero en la Birmania de hoy, esta filosofía espiritual, basada en la compasión y la no violencia, ha adquirido dimensiones inesperadas de desafío y obstinación con las que los monjes impugnan la hegemonía de la junta militar que gobierna nuestro país.

Nosotros somos monjes budistas –un líder de la coalición All Burma Sangha que encabezó las protestas recientes, y un académico que da clases en Estados Unidos. Uno de nosotros se oculta actualmente porque el gobierno militar de Birmania respondió a las protestas pacíficas de nuestros hermanos y hermanas budistas con violencia y crueldad.

Muchos monjes y monjas han sido objeto de abusos y golpes y miles de los que han sido arrestados siguen soportando atrocidades. Más de mil están desaparecidos y se cree que muchos están muertos.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To access our archive, please log in or register now and read two articles from our archive every month for free. For unlimited access to our archive, as well as to the unrivaled analysis of PS On Point, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/SRdn51k/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.