2

Corrigiendo los derechos de propiedad de China

NUEVA YORK – China recientemente adoptó nuevos lineamientos para fortalecer la protección de los derechos de propiedad. Los lineamientos son un paso importante en la intención de garantizar el crecimiento económico de largo plazo. Pero hay más por hacer.

Los lineamientos apuntan a impulsar tres objetivos clave. Primero, limitan la capacidad discrecional del gobierno de tomar propiedad privada de empresarios y ciudadanos privados. En el pasado, la ley definía al sector estatal como el "cimiento" de una "economía de mercado socialista" y al sector privado, como su "complemento". Los nuevos lineamientos destacan la "igual condición" de las empresas estatales (SOE por su sigla en inglés) y las firmas privadas, y la "igual protección" de sus derechos de propiedad. Ahora, la propiedad privada ya no será inferior a la propiedad estatal -al menos oficialmente.

China últimamente ha enfrentado una nueva ola de fuga de capitales, motivada en parte por los temores entre los empresarios de que la campaña anticorrupción del presidente Xi Jinping -hasta ahora focalizada en los funcionarios corruptos del gobierno- algún día pudiera ser redirigida hacia ellos y su patrimonio. Después de todo, dado que las leyes y regulaciones que gobiernan las empresas en China son sumamente complejas y, por momentos, hasta contradictorias, ha sido difícil que los empresarios chinos no violaran alguna que otra regla.

Los nuevos lineamientos se ocupan de esta cuestión refiriéndose al perdón de los "pecados originales" -actividades irregulares o ilegales o evasión impositiva por parte de empresarios privados en los primeros días de sus empresas-. Este programa de amnistía -junto con un cambio más amplio hacia una igualdad entre las SOE y las empresas privadas- podría eliminar una espesa nube de incertidumbre para los empresarios chinos, alentándolos a mantener su riqueza y talento en el país.