woetzel11_KimKyung-Hoon-PoolGettyImages_jinpingwalkinginternationalflags Kim Kyung-Hoon-Pool/Getty Images

El valor de una China global

SHANGHÁI – En el curso de casi 40 años de reforma económica, China ha cosechado frutos extraordinarios a partir de su apertura al mundo. La integración a la economía global –aunque un elemento secundario del histórico giro más amplio del país hacia el mecanismo de mercado- ha permitido que millones de ciudadanos de China salieran de la pobreza, transformando al mismo tiempo a China en la economía más grande del mundo en términos de paridad de poder adquisitivo. Y el potencial de semejante compromiso no se va a agotar por ahora, según muestra nuestra nueva investigación. 

Por ejemplo, mientras que China domina el 11% del comercio de mercancías global, representa solamente el 6% del comercio global en servicios. Es más, si bien los bancos, los títulos y los mercados de bonos de China están entre los tres principales del mundo en cuanto a tamaño, las entidades extranjeras representan menos del 6% de su valor. Y si bien China tiene 110 compañías en el Global Fortune 500, menos de una quinta parte de su ingreso se obtiene en el exterior, comparado con el 44% en el caso de las firmas del S&P 500.

Inclusive antes de las tensiones comerciales de hoy, la relación entre China y el mundo ya venía cambiando. La relativa exposición de China al resto del mundo –en términos de comercio, tecnología y capital- alcanzó un pico en 2007, y ha venido declinando desde entonces, produciendo una caída general de 2000 a 2017. Esto refleja en parte el creciente énfasis de la economía en el consumo interno –una tendencia que se aceleró después de que la crisis financiera global redujera marcadamente la demanda extranjera de exportaciones de China.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/MWb9fZces