italy china flags studiocasper/Getty Images

La riesgosa ruta de la seda de Italia

VENECIA – ¿La “Iniciativa Un cinturón, una ruta” de China es “un tren que Italia no se puede dar el lujo de perder”, como dice el ministro de Finanzas italiano, Giovanni Tria? El primer ministro Giuseppe Conte también piensa que Italia debería montarse a ese tren, con el argumento de que el plan de infraestructura chino de miles de millones de dólares es “una oportunidad para nuestro país”.

El gobierno italiano planea firmar un memorándum de entendimiento con China sobre la iniciativa BRI (por su sigla en inglés) durante la visita del 22 al 24 de marzo del presidente chino, Xi Jinping, con lo que Italia se convertiría en el primer miembro fundador de la Unión Europea o país del G7 en hacerlo. Esto abrirá el camino para la inversión china en los sectores de infraestructura, energía, aviación y telecomunicaciones de Italia. Pero sumarse a la iniciativa BRI conlleva serios riesgos para Italia y probablemente también perjudique sus relaciones con la UE y con Estados Unidos.

Es verdad, un compromiso comercial más profundo con China es una decisión más que sensata para Italia, donde el crecimiento del PIB ha sido bajo o se mantuvo estancado desde fines de los años 1990 y, según se espera, se desacelerará del 1% en 2018 al 0,2% este año. China, por otro lado, hace alarde de ser la segunda economía más grande del mundo después de Estados Unidos. Es el mayor exportador, un inversor externo cada vez más relevante y gradualmente está reequilibrando su modelo de crecimiento hacia la demanda doméstica.

To continue reading, register now.

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

or

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

https://prosyn.org/Vid8jVces