Las dos economías de la innovación

HONG KONG – Durante 250 años la innovación tecnológica ha sido el motor del desarrollo económico. Sin embargo, la economía de la innovación es muy distinta para aquellos que están en la vanguardia y para aquellos que tratan de alcanzarlos.

En el caso de quienes llevan la delantera, la economía de la innovación empieza con el descubrimiento y culmina en la especulación. Desde la investigación científica hasta la identificación de aplicaciones comerciales de nuevas tecnologías, el progreso se ha logrado mediante prueba y error. Las tecnologías estratégicas que repetidamente han transformado la economía de mercado –desde los ferrocarriles hasta Internet– han requerido la construcción de redes cuyo valor de uso no se podía conocer cuando se instalaron por primera vez.

En consecuencia, la innovación en los lugares que van adelante depende de fuentes de financiamiento desvinculadas de las preocupaciones sobre el valor económico; por ende, no se puede reducir a la asignación óptima de recursos. La función de producción convencional de la economía neoclásica ofrece un enfoque peligrosamente engañoso para interpretar los procesos de la innovación de vanguardia.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/UB16zqR/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.