Contrapesos de Poder en una Constitución de la UE

Hay un amplio consenso en cuanto a que la UE se beneficiaría de una mayor centralización de la seguridad interna y de algunos elementos de las políticas exterior y de defensa. Según el último eurobarómetro de 2001, 73% de los ciudadanos de la UE apoyan una política común para la defensa y la seguridad, y dos de cada tres europeos creen que la UE debería tener una política exterior común. Este gran apoyo para la centralización de tareas en ciertas áreas contrasta con el todavía tibio apoyo general brindado a la UE en conjunto: sólo 48% respaldan la membresía de su país en la UE.

¿Pero posee la UE las instituciones necesarias para hacer posibles esos siguientes pasos de la integración? Esta es una de las más difíciles pero relevantes preguntas que deben tratarse en marzo durante la convención que debatirá acerca de la constitución europea.

En cuanto a otras políticas, la integración de Europa ha significado mucho más que sólo coordinación de políticas. La transferencia de poder de los estados miembros de la UE siempre ha estado acompañada por la construcción de instituciones, adaptando la institución al área de la política específica en la que la integración era necesaria. Una característica notable de ese proceso de integración es que hasta ahora ha preservado importantes dimensiones de responsabilidad y control.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/CJZAO66/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.