Guerras de navegadores II

PRINCETON – Diez años después de su nacimiento, Google amenaza con reiniciar las "Guerras de navegadores" de los años 90, cuando Internet Explorer de Microsoft eliminó a su rival, Navigator de Netscape. Sin embargo, esta vez es Chrome de Google el que promete transformar la economía subyacente a toda la industria del software, y no sólo debido a su innovación técnica de vincular dos tipos muy diferentes de software en un navegador de Internet. Al hacerlo, elimina la necesidad de un programa como Windows, que anteriormente controlaba el acceso a todo tipo de software.

La nueva tecnología de Google es notable, y sin duda resultará siendo conveniente para muchos clientes una vez que se hayan resuelto los problemas iniciales de seguridad. Sin embargo, la innovación fundamental radica en otro aspecto. Chrome es un hito porque ofrece un enfoque completamente nuevo al dilema creado por el régimen legal y normativo de la política sobre competencia en las dos mayores jurisdicciones legales del mundo: Estados Unidos y la Unión Europea.

Entre 1995 y 1997, Explorer erradicó casi totalmente a Navigator, aunque al principio éste había abierto la Red Mundial a la mayoría de los usuarios y su predominio parecía imbatible. La mayor ventaja del Explorer no era tanto técnica, sino que Windows de Microsoft proporcionaba el software operativo de la abrumadora mayoría de los ordenadores. Como resultado, un navegador de Internet –y, de hecho, otros programas de medios- se podía integrar al marco de Windows como un paquete de software completo.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/ggVeJKG/es;