La primera invasión inglesa de Iraq

La primera intervención inglesa en lo que actualmente es Iraq ocurrió a principios de la Primera Guerra Mundial. En un primer momento, los objetivos de Inglaterra se limitaban a la protección de su suministro de petróleo. Pronto se ampliaron hasta incluir la captura de Bagdad, capital de la provincia de Mesopotamia del Imperio Otomano, y el territorio más allá de esa ciudad.

Cuando la Turquía otomana entró a la guerra en octubre de 1914, una fuerza expedicionaria enviada de la India británica avanzó desde su base en el Shatt-al-Arab, la salida de Iraq al Golfo Pérsico. Las instalaciones petroleras de Abadán fueron tomadas el 7 de noviembre de 1914. La ciudad de Basora, a 30 kilómetros de la costa sobre el Eufrates, fue ocupada el 22 de noviembre, después de la derrota de una oposición más firme.

Dado que la resistencia turca fue más débil de lo esperado, los ingleses comenzaron a pensar en ampliar su control de Mesopotamia. Las primeras operaciones ofensivas de 1915 fueron exitosas ya que expulsaron a los turcos de Ahwaz, al este, y dejaron los pozos petroleros persas bajo el control de los ingleses. En marzo de 1915, dos divisiones de infantería y una brigada de caballería avanzaron hacia el norte sobre los ríos Tigris y Eufrates hacia Kut.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/NiEMBPV/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.