james164_Carl CourtGetty Images_brexit Carl Court/Getty Images

El Paraíso Perdido del Reino Unido

PRINCETON – Adiós, Gran Bretaña. El Brexit ya fue. Se acabó. Algunos británicos ondean banderas del Reino Unido y los edificios públicos están iluminados de rojo, blanco y azul. Tras haber abierto radicalmente un nuevo espacio de maniobra política, el país celebra hoy su logro.

Este estado de ánimo es sorpresivo. Después del referendo de junio de 2016, que la opción “Salir de la UE” ganó por un margen relativamente estrecho (52% frente a un 48%, con una participación del 72%), el Brexit se convirtió en un tema profundamente polarizador. La apuesta por abandonar la Unión Europea se enfrentaba a muchos desafíos legales y dejó al Parlamento amargamente dividido e incapaz de aprobar un acuerdo de salida. El público cayó en la acritud. Para los observadores de todo el mundo, parecía que el Reino Unido se estaba desintegrando.

Pero entonces vino la sólida votación del Primer Ministro Boris Johnson y los conservadores en las elecciones generales de diciembre de 2019, que muchos interpretaron como “aplastante” y un cambio épico de orientación política del país. Aunque los Tories obtuvieron solo un 44% del voto (con una participación del 67%), se nos dice que el país ha vivido una profunda transformación sicológica. Según esta narrativa, el problema se resolvió por la repentina aparición de un nuevo consenso.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/mnjH7Gres