davies63_WinMcNameeGettyImages_federalreserveboardmembersconference Win McNamee/Getty Images

Manual para gestores de crisis financieras

EDIMBURGO – Según el dicho, los periodistas “escriben el primer borrador de la historia”. Es mucho decir, pero tal vez los mejores periodistas se acerquen a eso. En el caso de la Gran Crisis Financiera de 2008, el autor de ese borrador fue Andrew Ross Sorkin, del New York Times, con su libro Too Big to Fail [traducido al español con el título Malas noticias], que sigue siendo una descripción útil de lo que se sintió en Wall Street cuando los mercados empezaron a derrumbarse. Sorkin tenía buen acceso a las figuras clave involucradas.

El segundo borrador de la historia suelen escribirlo personalmente las figuras clave. Después de la Segunda Guerra Mundial, Winston Churchill afirmó muy confiado que la historia lo trataría bien, ya que tenía intención de escribirla él mismo. Tal vez lo mismo hayan pensado cuando estalló la crisis financiera Hank Paulson, Ben Bernanke y Tim Geithner, en aquel momento secretario del Tesoro de los Estados Unidos, presidente del Banco de la Reserva Federal y presidente de la Reserva Federal en Nueva York, respectivamente. Los tres publicaron largas memorias, en las que explican las razones de lo que en aquel momento hicieron o no hicieron (con cierto grado inevitable de autojustificación en cada caso).

Ahora, una década después, los tres han escrito en coautoría lo que podríamos describir como la versión 2.1 de la historia de ese episodio. Con un costo en árboles mucho menor, Firefighting: The Financial Crisis and Its Lessons [Apagando incendios: la crisis financiera y sus lecciones] resume brevemente las conclusiones que extraen los autores ahora.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/nhiNW9Tes