0

Detrás del mostrador nuclear del Dr. A.Q. Khan

La mayoría de las nuevas revelaciones sobre el escándalo nuclear de Pakistán se concentran en el suministro clandestino de tecnología para el enriquecimiento de uranio a Irán, Corea del Norte y Libia que hiciera el célebre fabricante de bombas A.Q. Khan (el Dr. Khan hizo su doctorado en metalurgia, no en física o ingeniería nuclear, y sin embargo, los periodistas se suelen referir a él como un "científico nuclear"). Pero los documentos que Libia entregó a la Agencia Internacional de Energía Atómica, y posteriormente a los EU, muestran que Pakistán dio más que equipo para hacer combustible para bombas. Supuestamente, el Dr. Khan también facilitó un detallado diseño de armas nucleares que, según expertos de los EU, se hizo en China en 1964 y llegó a Pakistán hace dos décadas.

Esa revelación plantea preguntas nuevas e interesantes porque el Dr. Khan estaba al margen del verdadero trabajo relacionado con las armas. El órgano nuclear de Pakistán tiene en esencia dos divisiones. Una, encabezada alguna vez por el Dr. Khan, es la responsable de producir gas de uranio enriquecido que, cuando se convierte en metal, genera el combustible crucial para una explosión nuclear. La otra división, que depende de la Comisión de Energía Atómica de Pakistán y del Complejo Nacional de Desarrollo (CND), tiene una gama mucho más amplia de responsabilidades (conversión del gas de uranio a metal, diseño y manufactura de armas, y ensayos nucleares).

En sus discursos después de los exitosos ensayos nucleares que se llevaron a cabo en mayo de 1998, el jefe del CND, el Dr. Samar Mubarakmand, apenas mencionó al Dr. Khan. De ahí el misterio: ¿cómo pudo el Dr. Khan, quien no tenía necesidad de contar con información sobre el diseño de armas, haber entregado documentos detallados al respecto a Libia?

La confesión televisada que hiciera el Dr. Khan y su aceptación de toda la responsabilidad por las actividades de proliferación no han reducido las sospechas de que en este asunto hay algo más, y de la complicidad de los militares paquistaníes en esas actividades. El líder de Pakistán, el General Pervez Musharraf, dice que los sucesivos gobiernos de su país no sabían de la exportación de tecnología científica por parte de Khan. Pero durante más de una década, el Dr. Khan había anunciado abiertamente sus mercancías nucleares.