0

¿Están Contados los Días del Dólar?

Hace un año el dólar abarcó el mundo de un solo paso, como un coloso. Ahora se encuentra humillado y el euro parece triunfador. ¿Se encuentra el dólar de salida como la moneda mundial sin rival en el renglón de las reservas y del comercio? ¿O es prematuro el "triunfalismo del euro"?

Esa cuestión preocupa no sólo a los especuladores que siguen la caída del dólar, sino a los empresarios ordinarios que se preguntan qué moneda utilizar cuando facturan importaciones o exportaciones. Sin duda, la posición que la moneda ocupa en el mundo del comercio por su papel en la facturación recibe muy poca atención. Actualmente, el dólar estadounidense sigue a la cabeza. La mayoría de las importaciones y exportaciones de Estados Unidos (EEUU) están denominadas en dólares y el dólar es usado extensivamente en el comercio que no involucra a EEUU.

Desde 1980, sin embargo, el dólar ha perdido terreno. Los estimados de la Comisión Europea indican que la participación del dólar en el comercio mundial cayó de 56% en 1980 a 52% en 1995 (el último año del que hay estadísticas disponibles). La participación del marco alemán permaneció relativamente sin cambio entre 1980 y 1995. El yen está muy atrás, pero tuvo el crecimiento relativo más alto, pues su participación en el comercio mundial creció a más del doble, de 2% en 1980 a 5% en 1995.

Entre las razones de la larga dominación del dólar como la moneda internacional primaria se encuentran los bajos costos de transacción en los mercados cambiarios externos, el papel histórico del dólar en el comercio mundial desde 1945 y el mero tamaño de la economía estadounidense. Pero el papel que tiene el tamaño es más complejo de lo que parece.