Un baño de realidad inflacionaria

CAMBRIDGE – Mientras la inflación sigue creciendo en todas partes, quizá los bancos centrales del mundo necesiten una sacudida que los saque de la complacencia. ¿Qué tal llevar a cabo una de sus reuniones bimensuales en la Zimbabwe hiperinflacionaria? Tal vez no resulte cómodo, pero sería educativo.

Según la agencia oficial de estadísticas de Zimbabwe, la inflación alcanzó el 66.000% en 2007, lo que se asemeja más a la Alemania de Weimar que al Africa moderna. Si bien nadie está completamente seguro de cómo hizo el gobierno para calcular los precios, dado que prácticamente no hay nada a la venta en los negocios, la mayoría de los indicadores sugieren que Zimbabwe tiene buenas chances de romper los récords mundiales de inflación.

Por supuesto, por más curiosos que pudieran parecer, los banqueros centrales podrían decidir que reunirse en Harare sería demasiado inconveniente y políticamente indigerible. Por suerte, hay otros muchos destinos inflacionarios agradables, aunque menos espectaculares. La inflación en Rusia, Vietnam, Argentina y Venezuela está sólidamente instalada en los dos dígitos, sólo para nombrar algunas posibilidades.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/ua5Viex/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.