Cómo enfrentar el desafío de crecimiento de Estados Unidos

BERKELEY – Estados Unidos sigue recuperándose de su crisis económica más profunda desde la Gran Depresión, pero el ritmo de la recuperación sigue siendo lento a niveles que rayan la frustración. Hay varias razones para anticipar una mejora modesta en 2013, aunque, como es habitual, existen riesgos que pueden resultar inconvenientes. 

Una recesión prolongada o una crisis financiera en Europa y un crecimiento más lento en los mercados emergentes son las principales causas externas de un peligro potencial. Fronteras para adentro, los enfrentamientos políticos generan los dos riesgos mayores: la imposibilidad de llegar a un acuerdo para aumentar el techo de la deuda y una ronda adicional de contracción fiscal que bloquee el crecimiento económico.

Desde 2010, un tibio crecimiento anual promedio del PBI del 2,1% se tradujo en una creación débil de empleos. Tanto en esta recuperación como en las dos anteriores, el rebote del crecimiento del empleo ha sido más débil y más lento que la recuperación del crecimiento del PBI. Pero la pérdida de empleos en la recesión más reciente cuando menos fue el doble que en recesiones anteriores, de modo que una recuperación lenta implicó una tasa de desempleo mucho más alta durante mucho más tiempo. 

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/boegby5/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.