Un festín financiero que se muda de lugar

LONDRES– Había un momento en el que las tablas de ligas se podían encontrar solamente en las páginas deportivas de los periódicos. Hoy, son una obsesión global.

Hay tablas de ligas de escuelas y universidades, clasificaciones de empresas por su rentabilidad o responsabilidad social empresaria, tablas de indicadores de felicidad por país y tablas que intentan calificar las marcas de consumo por valor. Existe incluso una tabla de liga de los chistes más divertidos del mundo (yo no me reí tanto).

El mundo financiero también está lleno de este tipo de rankings. Los banqueros de inversión esperan ansiosamente las tablas de ligas de fusiones y adquisiciones, aunque el vínculo entre ranking alto y rentabilidad suele ser flojo o inexistente. Las tablas de ligas de los bancos nos acompañan desde hace un tiempo y ahora tienden a basarse en la fuerza del capital y no en el volumen de activos, lo cual es un pequeño avance, aunque todavía no demasiado importante.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/9eAq1rd/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.