0

Una solución confederal para Palestina

LONDRES – El mes pasado, estando en la ciudad de Nueva York, dio la casualidad de que me alojé en el mismo hotel que el Primer Ministro israelí, Benyamin Netanyahu. Para atender sus necesidades de seguridad, el hotel había quedado convertido en una fortaleza, muy parecida al propio Israel.

Netanyahu estaba en los Estados Unidos para otra ronda más de conversaciones sobre la paz en el Oriente Medio. Los Estados Unidos ofrecieron diversos incentivos para inducir a Israel a paralizar durante noventa días más su construcción de asentamientos en la Ribera Occidental. Los israelíes se negaron, por lo que se llegó a otro callejón sin salida.

Entonces, ¿cuáles podrían ser las perspectivas de una paz negociada entre dos pueblos que reivindican el mismo territorio?

La respuesta es: muy pocas. Todas las gestiones en pro de la paz desde los acuerdos de Oslo de 1994 se han basado en la “solución con dos Estados”, conforme a la cual Israel debe devolver los territorios ocupados a un Estado palestino, los palestinos deben renunciar a reivindicación alguna sobre el Estado de Israel y todo el mundo ha de vivir feliz por siempre jamás.