0

Control y Equilibrio para la Constitución de la UE

El presidente de la Comisión de la Unión Europea, Romano Prodi, propuso un esquema para fortalecer al ejecutivo de la Unión Europea (UE). Gran Bretaña, Francia y España están trabajando en un plan opuesto que consolidará los poderes ejecutivos de la UE entre los estados más grandes de la UE. ¿Qué debe pensar el europeo ordinario?

Los ciudadanos de Europa apenas y entienden los asuntos centrales de la Convención Constitucional Europea en Bruselas. Los cerros de detalles oscurecen los problemas; las estériles y confusas discusiones nacionales que enfrentan a los "euroescépticos" contra los "eurófilos" generan mucho ruido y furia pero no clarifican nada. Tan complicados parecen los temas de discusión que algunos periódicos y medios ya no reportan las actividades de la Convención.

Los ciudadanos de la UE podrían asegurarse un entendimiento más claro de lo que la Convención debería lograr formulando esta pregunta: ¿Cómo deberían dividirse las funciones gubernamentales entre la UE y sus naciones miembros? Para contestar esto debemos entender el verdadero propósito de un gobierno.

El gobierno debe proveer a los ciudadanos de bienes públicos: defensa, legislación y reglamentación colectivas, establecimiento del gobierno de la ley. Estas cosas pueden proveerse a diversos niveles de gobierno: local, regional, nacional o supranacional, es decir, la UE. Pero ¿cuál es el nivel correcto?